miércoles, 30 de junio de 2010

Revolcones de vida

Corriendo de corrido, por inercia, sin control, los pies locos, las piernas desatadas.

Sin tropezarme choco contra el fin de algo y le suceden explosiones, señores que aplauden, señoras que sonríen. Flashes, colorines, confetis de dientes, papelillos de guiños.

¡Plas, plas, plas!

Borrachera de sueños, resaca de realidades. Y cuando el humo se disipa, el camino se abre otra vez mostrandome sus brazos cariñosos.

A empezar de nuevo.

1 comentario:

Anatxu dijo...

La vida es un revolcón.O mejor dicho, la vida está llena de revolcones.